LA BIOQUÍMICA DEL PLACER

El placer se puede definir como un sentimiento positivo, agradable, que se manifiesta en un individuo consciente de manera natural Ccuando satisface plenamente alguna de sus necesidades; beber cuando se tiene sed; comer cuando se está hambriento; dormir cuando estamos cansados; sexo para la libido; diversión para el aburrimiento; y conocimientos o cultura para la ignorancia, la curiosidad y la necesidad de desarrollar las capacidades.

El abuso reiterado de los placeres puede alienar, exclusivizar y mecanizar la conciencia humana, causando diversos trastornos compulsivos de la conducta, como la ludopatía o las adicciones (la drogodependencia, el alcoholismo, el tabaquismo) o la ingesta compulsiva de alimentos.

Algunas sustancias responsables del placer podrían ser la dopamina, endorfinas, oxitocina y serotonina, entre otras.

Si hay abundancia de estas hormonas endógenas, hay inteligencia emocional e interpersonal; la persona se siente ubicada, sabe quién es, a dónde va; controla sus emociones, conoce sus habilidades y sus talentos y se siente dueña de sí misma.

Puede ser que en ocasiones el individuo se acostumbre a estas sustancias segregadas de forma natural. Esto es debido a que el cerebro ha creado enlaces neuronales que provocan en el individuo una disminución en el impacto de la sensación placentera, por esta razón, las sensaciones placenteras son más impactantes cuando son novedosas: el cerebro aún no las ha procesado. En este caso, el objetivo perseguido no se satisface, lo que provoca frustración, justo el efecto contrario al buscado.

Dopamina

Es una hormona que participa en experiencias naturalmente recompensantes tales como la alimentación, el sexo y algunas drogas.

El modo de acción de la dopamina es el siguiente: cuando un individuo lleva a cabo una acción que satisface una necesidad o sacia un deseo, esta hormona produce una sensación de placer. La descarga de ésta actúa como señal de que la actividad que la desencadenó promueve la supervivencia y la reproducción, directa o indirectamente, y el grupo celular que la produce se llama el sistema del placer. Cuando este sistema se activa, el cerebro hace un récord de la experiencia y almacena esta memoria para procurarla de nuevo.

Las recompensas “naturales” nos llegan después de mucho esfuerzo, mientras que las drogas adictivas nos proporcionan un atajo para lograr el placer. Éstas desencadenan mecanismos bioquímicos que aumentan la cantidad de dopamina en el cerebro.

En la persona adicta, el uso repetido de las drogas disminuye la capacidad natural de producir dopamina dentro del sistema de recompensa, mientras que el deseo persiste, y la droga se convierte en la única manera de satisfacerlo. Para logarlo, los adictos requerirán constantemente dosis mayores de sustancias y medios de envío más rápidos para que éstas lleguen al cerebro. Aún así, a veces, las mismas no proporcionan el mismo nivel de placer que en los inicios de su consumo provocaban.

Endorfinas

Son hormonas responsables de las sensaciones de bienestar, alegría, placer y ganas de vivir, entre otras. Las endorfinas son moléculas producidas normalmente por nuestro propio organismo en el sistema nervioso central. Cuando la secreción de esas sustancias se registra en cantidad elevada, entonces aquella placentera sensación puede elevarse hasta niveles insospechados.

Su secreción se favorece por un estado mental relajado y receptivo, mientras que disminuye en estado de estrés. El ejercicio físico intensivo y sostenido produce un gran número de endorfinas, propiciando analgesia, inhibición del dolor, sedación, sensaciones similares a las que genera la morfina. Al igual que el sexo, el deporte constante puede darle el mismo nivel de satisfacción y tranquilidad.

 endorfinas

Las endorfinas inhiben las señales nerviosas que transmiten el dolor. A nivel emocional,  producen incentivación  de sensaciones de placer, alegría y hasta euforia. También modifican la percepción de pasadas depresiones, tristezas y disminuyen la ansiedad. Las endorfinas no solamente son necesarias para sobrevivir, si no para la obtención del máximo bienestar.

También el incremento de endorfinas es benéfico para el parto. Estas moléculas constituyen un puente entre mente, emociones y cuerpo, y favorecen de modo natural e inocuo mecanismos psico-físicos internos de curación.

Inciden también en nuestra capacidad para disfrutar de la vida  y afrontar con optimismo las acciones diarias, el buen humor promueve la producción de endorfinas, y éstas a su vez promueven más buen humor.

La producción de endorfinas necesita que la estimulemos continuamente. Así pues, no basta con ser feliz de vez en cuando, sino que hemos de buscar disfrutar de la vida día a día.

Es por ello que hemos de huir de la rutina, del aburrimiento y dejar siempre abierta la puerta a nuevos proyectos, reenamorarnos de nuestra pareja cada día, relacionarnos más con los amigos y disfrutar de las pequeñas cosas que nos suceden en la rutina de la vida diaria.

Oxitocina

red_mouth_eating_dark_chocolate11La oxitocina es una hormona de función estimulante, generando una sensación de bienestar y calidez. Esta hormona interviene en la formación de lazos de afecto con las personas que nos rodean, confianza, reducción del miedo social, así como en el parto y la lactancia. La oxitocina está también detrás de la adicción a dulces, golosinas y chocolate. No es ningún secreto tampoco que el chocolate, alimento rico en feniletilamina (hormona responsable del enamoramiento), ayuda a suplir las carencias de oxitocina debidas a una abstinencia sexual, o que un ejercicio físico regular permite liberaciones de adrenalina y serotonina que disimulan lo que en verdad falta.

También es responsable de la eliminación del estrés, mediante su liberación ante diferentes situaciones, por ejemplo, durante el orgasmo, donde acaba ejerciendo un bloqueo absoluto de éste.

Tan sólo un abrazo desencadena sustancias químicas que ayudan a reducir el estrés y a entablar lazos emocionales; al recibir un abrazo, un apretón de manos, una caricia o mirando a los ojos de un ser querido, el cerebro libera oxitocina, también conocida como hormona del cariño, la cual permite el apego y que los seres humanos se busquen los unos a los otros.

También los masajes contribuyen al aumento de los niveles de oxitocina: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23251939

La oxitocina es muy importante para el parto y la lactancia. La producción de esta hormona se incrementa en el período inmediatamente posterior al parto y en el inicio de la lactancia, teniendo picos en cada amamantamiento, favoreciendo la sensación de unión amorosa hacia el recién nacido y aumentando el umbral del dolor.

bebe_mamando

Puede haber una cierta relación entre la oxitocina y el autismo, puesto que en varios estudios se ha comprobado que en individuos con esta enfermedad, los niveles de oxitocina en sangre son menores, y mientras que en individuos normales la concentración de dicha sustancia aumenta con la edad, no ocurre lo mismo con estos enfermos.

Serotonina

Es un neurotransmisor, que interviene en la inhibición de la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, y el apetito. Estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión.

La luz estimula la producción de serotonina. Por este motivo, cuando llega la primavera y el verano, la concentración de ésta aumenta, lo que conlleva un aumento progresivo del bienestar y la felicidad con mayor estímulo sexual.

La serotonina además es descrita como una sustancia sedante y antidepresiva, que surge en el cerebro cuando cae la noche, induce nuestros sueños y permanece elevada hasta que amanece, cuando comienza a descender. Otro papel importante que lleva a cabo la serotonina es actuar como el reloj interno de nuestro cuerpo, lo que a su vez determina nuestros ciclos de sueño y vigilia.

La falta de este neurotransmisor puede producir una gran variedad de síntomas, como depresión, ansiedad, irritabilidad, pánico, síndrome premenstrual, problemas de sueño, o dolor muscular.
Los antidepresivos se ocupan de modificar los niveles de serotonina en el individuo. Los llamados inhibidores selectivos de la recaptación, proveen al cerebro de serotonina adicional al inhibir la degradación y la utilización de las reservas existentes de serotonina.
antidepresivos-600A pesar de que en el mundo entero se gastan cada año aproximadamente $ 13,000 millones de dólares en medicamentos antidepresivos, un grupo de investigadores de la Universidad de Hull del Reino Unido anunció que ha descubierto que estos antidepresivos de nueva generación no son más efectivos que una pastilla de azúcar o placebo en muchos casos.

Para la síntesis de serotonina se requiere triptófano, suministrado por las proteínas que comemos. Cuando la ingesta de triptófano en la dieta disminuye, afectará profundamente a los niveles de serotonina cerebrales. Se puede deducir que la efectividad de los medicamentos convencionales descritos arriba, depende de la disponibilidad del triptófano. Los estudios clínicos muestran que cuando el triptófano está restringido en la dieta de los pacientes que toman antidepresivos de esta clase, recaen en la depresión. Únicamente la complementación de triptófano restaura el efecto de los medicamentos.

La serotonina es inhibidora y es el más estudiado de todos los neurotransmisores, juega un papel integral en los sentimientos de bienestar, autoestima, calma, seguridad, relajación, confianza y concentración. Al ser inhibidora, la serotonina bloquea los efectos de los neurotransmisores excitadores. Eso significa que cuando disminuyen nuestros niveles de serotonina, muy probablemente eso estimulará el surgimiento de temor, enojo, tensión, agresión, violencia, un comportamiento obsesivo compulsivo, ansiedad y alteraciones en el patrón del dormir.

Como hemos visto, nuestro cuerpo es capaz de suministrarnos las sustancias suficientes para proporcionarnos una vida placentera pareja-de-enamorados-5263y feliz, pero claro está que tenemos que estimularlo, no basta con quedarnos sentados esperando. En nuestras manos queda la posibilidad del bienestar, sin temor a efectos secundarios adversos. Así que disfruta, salta, siente, canta, baila, ríe, sueña, viaja, enamórate ¡VIVE! Porque es la única manera de ser feliz.

LAURA HATO ALVARO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s